domingo, 19 de octubre de 2008

C'est la vie. Confesiones, reflexiones...

Innecesario, viéndome en los espejos
con un gusto a semanas, a biógrafos, a papeles,
arranco de mi corazón al capitan del infierno,
establezco cláusulas indefinidamente tristes.
[...]                          

Pablo Neruda. Caballo de los sueños. 

Permíteme decirte, ahora que calla el verano, que me atemorizan estas oscuras madrugadas y, en cierto modo, vacías... constantemente me pregunto el por qué siento tristeza cuando contemplo solitaria la luna que me hace compañía desde el balcón de mis sueños. 
Permíteme decirte cariño, que me he propuesto guardar en mi maleta unos cuantos versos repletos de gratos recuerdos, y silencios... esos silencios que enseñan tanto de lo que viene siendo la famosa 'Universidad del Fracaso'.
He decidido redimir el silencio que acojo en mis brazos mientras, apenas sin pensarlo, me adentro en el camino. La vida está llena de círculos concéntricos. El alma intenta escapar de dentro; huir, con el ánimo de poder retornar a esas viejas siluetas esculpidas en arena fina de playa. La brisa insatisfecha y alguna nube blanca... los deseos incumplidos... las mañanas en tu espalda...
Permíteme decirte que he sido silencio y ruido, experto en miradas, en risas, turista en días de plañidos y como no, mayoral de suspiros.
Por más que me propongo, no consigo estudiar satisfactoriamente y con detenimiento el dolor que producen ciertos amores, unas veces triste, otras placentero...
En muchas ocasiones nos dejamos llevar por malentendidos sin pensar que no son más que falsos motivos para alejarnos de la gente que queremos. En otras ocasiones, y por suerte no es mi caso, permitimos que el orgullo se anteponga a nuestros sentimientos.
Aprender a perdonar y valorar lo que tenemos (dentro y fuera). Perdonar no cambia para nada el pasado, pero sí el futuro. No guardar rencores, ni sentimientos de amargura, pues la mejor relacion no es sino un equilibrio donde el amor entre dos es mayor que la necesidad de ambos por separado.

''Me enervan los que no tienen prisas
y aquellos que se aferran a sus ideales sobre los de cualquiera.
me cansa tanto tráfico y tanto sin sentido...''

XiViRiFlÁuTiC!!

14 comentarios:

XiViRiFlÁuTiC dijo...

El trocito de poema de debajo de la foto pertenece a IDEARIO, de Francisco M. Ortega, del libro 'Cuenta atras', para quien no lo conozca, aconsejo leerlo lentamente, son las bienaventuranzas del poeta callejero...

IDEARIO

Me da vértigo el punto muerto
y la marcha atrás,
vivir en los atascos,
los frenos automáticos y el olor a gasoil.
Me angustia el cruce de miradas
la doble dirección de las palabras
y el obsceno guiñar de los semáforos.
Me da pena la vida, los cambios de sentido,
las señales de stop y los pasos perdidos.
Me agobian las medianas,
las frases que están hechas,
los que nunca saludan y los malos profetas.
Me fatigan los dioses bajados del Olimpo
a conquistar la Tierra
y los necios de espíritu.
Me entristecen quienes me venden clines
en los pasos de cebra,
los que enferman de cáncer
y los que sólo son simples marionetas.

Me aplasta la hermosura
de los cuerpos perfectos,
las sirenas que ululan en las noches de fiesta,
los códigos de barras,
el baile de etiquetas.
Me arruinan las prisas y las faltas de estilo,
el paso obligatorio, las tardes de domingo
y hasta la línea recta.
Me enervan los que no tienen dudas
y aquellos que se aferran
a sus ideales sobre los de cualquiera.
Me cansa tanto tráfico
y tanto sinsentido,
parado frente al mar mientras que el mundo gira.

мαяια dijo...

En 24 horas, es la segunda recomendación de "Cuenta atrás" que llega a mí. Al final terminaré cayendo. Sí, soy débil... :P

En cuento a tu escrito... desde hace un tiempo he llegado a una conclusión, el rencor (el verdadero rencor) aparece tras infinitos perdones, cuando ya resulta impensable el volver a perdonar una y otra vez lo mismo.

No es que se viva bien con el rencor a cuestas, pero... en su justa medida te ayuda diciéndote "no bonita, no... por ahí no sigas que luego te pasa lo que te pasa y lloramos y esas cosas" ;)


Un besito!!!!

malva dijo...

Hola!!
Me encanta la música que tienes, la escucharé con calma. Será un placer pasarme por aquí de vez en cuando a leerte desde este otro lado. Un saludo!

A. Garcia dijo...

Nuestra vida es tan sencilla que solo somos felices mediante silencios y perdones...

Yo, al menos, lo consigo. ^^

Caledor dijo...

Me gusta mucho tu estilo =)
Me presento, me llamo Antonio.
Opino que no es fácil hacer entradas que, como ésta, están personificadas y aún así sirven para más de uno, o una.

Akematon dijo...

si tienes timepo pasate por el mio y le exas un vistazo y si t gusta votame EN 20 MINUTOS. yo ya lo e exo.

http://akematon.blogspot.com/

Mlo dijo...

yo intento ya que no me enerve nada, total, para qué! competimos en 20 minutos! suerte!

El murmullo de las cucarachas dijo...

Es irremediable… no podemos controlarnos!!!

ESTO ES SPAM... EXQUISISTO

Somos los murmullos de las cucarachas

Participamos en el concurso de blog del 20 minutos.

¡Porque hay una cosa que TU puedes hacer por NOSOTROS!

Y en video...

http://blip.tv/file/1381740

¡¡¡Sólo para paladares y cerebros educados...!!!

ESTO ES SPAM... EXQUISISTO

Proyecto de Escritora dijo...

Me encantan tus textos!, tienes razón con eso de que hay saber perdonar y no guardase los rencores porque solo te haces daño a ti mismo. Si alguien te hizo daño en el pasado, recuérdole con las cosas malas o aprende de ello, pero te envenenes, porque puedes pagarlo con otros que no tengan nada que ver.

Es un texto muy profundo! gracias por dejar que lo leamos.

Un beso!

Hedda dijo...

Me gusta tu blog. El diseño, el color, las fotos... tus palabras :)

Con tu permiso, me los llevo a los míos...

Respecto al texto; me parece profundo e interesante.
Muchas veces, la mayoría de la gente no sabe pedir perdón. No es mi caso y eso que también soy muy orgullosa :)

Saludos,

Hedda
PD: Adoro esa frase de Báilame el agua de:
- tenía tantas ganas como miedo... -

Oski dijo...

No existen curas para olvidar, a veces el rencor se apodera de nosotros como un virus que infecta nuestra alma.

Aprender a perdonar y matar el rencor son quizás asuntos pendientes antes de empezar una nueva vida. De andar otros caminos, de buscar otras luces que alumbren nuestro camino.

Seguir vivo ya es un paso para ello. Lo conseguiremos.

Un saludo.

Einash dijo...

Patidifusa me quedo al ver que hay gente como tu en Cieza :P

LOOLAG dijo...

C'est la vie...

Mais la vie est belle.

**_AlwaysCinderella_** dijo...

En mi caso, un malentendido ha hecho que me aleje de una persona a la que quería y quiero mucho y, en parte, el orgullo ha jugado su papel y ha empeorado el asunto.

Espero que las disculpas se acepten, los perdones sean bien recibidos y el rencor pase de largo dando lugar a lo que antes eran los mejores momentos de mi vida.

Un beso!!!

P.D: Sigo por aquí...

matias moreno aroca

matias moreno aroca

El grande