sábado, 21 de febrero de 2009

El juego del óbito

>> Este es un año difícil. El tiempo transcurre cada vez más rápido debido al efecto reminiscencia. En estas semanas que he estado ''ausente'' he hecho cosas, sí, pero quizás la mitad de esas cosas no han sido lo que realmente habría querido hacer. He dibujado, he leído, aprobado, suspendido, conocido a ídolos después de algún concierto, y por supuesto, he escrito, y bastante, pero esta vez, sobre un regalo de navidad. Iré subiendo cosas poco a poco. He vuelto.
Cada vez sois más lo que me animáis a seguir escribiendo, a no abandonar el blog. Muchas gracias a los de siempre y a todos aquellos que se unen a la tripulación del barco gris. Mil gracias. <<

Este texto se lo dedico a la única persona en el mundo que quizás lo pueda entender.
[...]
Tráelos todos
adonde yo te espero.
Siempre estaremos solos,
siempre estaremos tú y yo
solos sobre la tierra,
para comenzar la vida!
Pablo Neruda. Siempre.

Se escapa la vida a rasguños, y va descapullando dolores con los misterios propios de la misma. Se escapan batiendo el aire las palomas que defienden, un día cualquiera, ser dignas del sueño de una boca arraigada al valor de los suspiros de una noche callada, ausente de sonrisas y llantos. Se destrozan las rodillas al caer vencido por la luna y, mirando al cielo, se borran las estrellas que marcan el camino de regreso a ser la persona que nunca fui, afable y cortés, sombrero de copa bajo el brazo y pitillo encendido tras la sonrisa temprana de una boca que lentamente se abría sin preguntas. 
Ahí llega el mercante cargado de flores envueltas en papeles pintados, en busca de nuevas señales, una segunda oportunidad y un currículo repleto de camas desechas.
El tiempo perdido atosiga las campanas que anunciaban que había llegado la calma, y resurgen las dudas, inconformismo y miedo que tan solo un alma fiel y honesta es capaz de paliar.
Y sin embargo, no todo el lapso perdido es el que estrangula. El juego del óbito, su grito no lo detiene. Antecede la tempestad. Se ata en el destello, en un temor y se pierde entre las olas del mar... y solo entonces... emerge su cabello.
XiViRiFlÁuTiC!!!

7 comentarios:

pedro dijo...

Gracias por volver a escribirr... una pena no poder conocerte en el concierto de chaouen por Alicante.
Abrazos!

Hedda dijo...

Parece ser que nos hemos puesto de acuerdo para volver... :)

Bienvenido y saludos,
Hedda

Pascui dijo...

Cuanto sin pasar por aqui, esto cada vez tiene mas nivel,jejeje
Esta semana nos vemos, espero
Cuidate nene

Lago azul dijo...

Si quieres que razone algo sobre esta entrada, relee mi comentario en la anterior, si es que no lo has hecho ya.

**_AlwaysCinderella_** dijo...

Y dices tú que yo tengo cada día más seguidores... Te lo dije hace tiempo y te lo repito: sabía que no pasarías desapercibido por esta vida y que te acabarías convirtiendo en uno de los grandes, y vas camino de ello.

Esta no es una actualización más porque a medida que vas escribiendo puedo ver como vas cambiando, como esta vida te va modelando y te convierte poco a poco en la persona que eres ahora y en la que conoceré algún día.

Respecto a mi actualización te diré que no sé si merece pasarlo mal, sólo sé que estoy más perdida que nunca. a ve que día hablamos y me encaminas, que eres de los pocos que puede hacerlo...

Un beso bien grande!!!

Merykoneo dijo...

Tan bonito como siempre.. no sé si habré llegado a entenderla como tu quieres que la entienda la gente... pero me quedo con lo que he sentido!
Un beso Matías!
A ver si nos vemos por fin!

XiViRiFlÁuTiC dijo...

Pedro, de nada hombre, pues si, es una pena no haber coincidido.

Hedda, un placer volver a escribir el mismo dia que vos.

Pascui ya sabes lo que opino de ti, eres un crack y te echo de menos

Lago Azul sigo sin saber quien eres, me inquieta, pero no tanto como deseas

Cenicienta, a ver si hablamos una noche y nos encaminamos que yo tambien ando un poco perdido

Mery ya avisé que no todo el mundo podrá entenderla y sí, a ver si nos vemos por fin!

Un enorme abrazo a todos y mil gracias una vez mas por ser mi motivación
como diría Dios... Salud!

matias moreno aroca

matias moreno aroca

El grande