lunes, 18 de mayo de 2009

Lloran las letras...

Hay una especie de reflejo automático en eso de hablar de la muerte y mirar en seguida el reloj.
La Tregua. Mario Benedetti

Si hace unos días se iba el gran Antonio Vega, ayer fue el turno del gran escritor Mario Orlando Hamlet Ardi Brenno Benedetti Farugia, más bien conocido como Mario Benedetti, quien ha fallecido a los 88 años.
Se va uno de los grandes, quizás el que más me llena, el que más me inspira. Nos deja un arsenal de obras que seguramente serán leídas y releídas por todos y cada uno de aquellos que buscan en la poesía algo más que palabras. Este poema es de mis favoritos 'La Red'. Para quien no conozca la obra de Mario Benedetti, pinchad aqui.

Igual que la de Bécquer
el arpa de la araña
en un ángulo oscuro
espera o desespera
el aire de la siesta
mueve sin destruirla
la seda de cordaje
hay una breve escala
de silencios
por fin
una mosca inocente
o quizá alucinada
sucumbe ante el hechizo
y paga con su vida
el haber profanado
el hermetismo
de la sencillez.
Mario benedetti, te recordare(mos) siempre, porque el tiempo es el peor de los asesinos...

5 comentarios:

Merykoneo dijo...

D.E.P genio...

Elianne dijo...

Siempre :).


Violetcarsons.

Victor dijo...

mi favorito es "no te salves" ... muy especial para mi...

se te echara de menos, maestro !

Anónimo dijo...

Qué pena...! Yo no he conseguido tener un poema favorito... Me emociona cada uno de ellos...
Ayer tuve un día completo... Leí un artículo de Sergio Ramírez que hablaba de los milagros que han hecho en las personas los poemas de Benedetti (y creo que en mí ha hecho un milagro...) y encima me llevé la sorpresa de que en mi instituto hacían un recital de poesía en su honor, por supuesto, me quedé a verlo... y una vez más VOLVIÓ A EMOCIONARME... y consiguió que me sintiera como un ARCO IRIS...

ARCO IRIS
A veces
por supuesto
usted sonríe
y no importa lo linda
o lo fea
lo vieja
o lo joven
lo mucho
o lo poco
que usted realmente
sea

sonríe
cual si fuese
una revelación
y su sonrisa anula
todas las anteriores
caducan al instante
sus rostros como máscaras
sus ojos duros
frágiles
como espejos en óvalo
su boca de morder
su mentón de capricho
sus pómulos fragantes
sus párpados
su miedo

sonríe
y usted nace
asume el mundo
mira
sin mirar
indefensa
desnuda
transparente

y a lo mejor
si la sonrisa viene
de muy
de muy adentro
usted puede llorar
sencillamente
sin desgarrarse
sin deseperarse
sin convocar la muerte
ni sentirse vacía

llorar
sólo llorar

entonces su sonrisa
si todavia existe
se vuelve un arco iris.


Un besito Matías!! me encanta que te inspire Benedetti!

chely!

Isabel Aroca dijo...

Sonrie siempre... en cualquier momento, alguien se puede enamorar de tu sonrisa...

matias moreno aroca

matias moreno aroca

El grande