jueves, 22 de mayo de 2008

Paso los días planeando un encuentro imaginario



Una mirada. Solo una bastó para responder todas las preguntas que aquella noche me había formulado. Quizás fue esa la manera más sincera y menos dolorosa de conocer un pensamienTo. Palabras. Sólo eso eché en falta para ratificar el silencio que se respiraba. Sentía que me enErvaba por dentro y no Quería irme, ansiaba seguir escuchando más de tu mirada. Se plasmaban en mi mente de manera mágica y dulce a través de tus casi transparentes ojos. Hize amago. No pude hablar. No me dejaste.

El silencio es una ventaja, a veces lo contrario. Algo casi inalcanzable, ahora caigo en la cuenta. Sólo cUando sientes que podrías estar en silencio mirando a alguien toda una vida, te das cuenta de lo que tienes delante. Se empañan mis gafas casi tan rápido como mI ilusión de que vivir así es algo indoloro... Te he intEntado decir miles de cosas pero siempre me lo has impedido. Ahora te devuelvo la miRada. Al igual que tú, me ahorro las palabras y opto por el silencio... podrás encontrarme en cada cosa que he calladO.
XiViRiFlÁuTiC.

3 comentarios:

Sent dijo...

Espero que la susodicha capte el mensaje cifrado que clama a voz en grito a lo largo del texto.
Recuerdos.

XiViRiFlÁuTiC dijo...

muy observador JOHNNY BANANA!! jejeje

Lola dijo...

Creo que he leído demasiadas historias y cómics de detectives como para darme cuenta de que eres un sentimental emperdernido :)

matias moreno aroca

matias moreno aroca

El grande